Página Personal de Cthuchi Zamarra de Villanueva

Aumentar TEXTO disminuir texto

Espacio privado | Mapa | Contactar | Colaborar

Página Personal de Cthuchi Zamarra de Villanueva


Portada del sitio > Teoría para tocar de oído > Laúd o bandurria > Los acordes en el laúd o la bandurria

Los acordes en el laúd o la bandurria

Teoría y forma de las posturas

Jueves 26 de febrero de 2009, por Guitarrero (actualizado el 7 de mayo de 2009)    Ver en formato PDF


Bájate esta lección en pdf:

PDF - 440.9 KB

Un acorde es un conjunto de notas que suenan armónicamente. En la música occidental, y por tanto también en la armonía tradicional extremeña, estos están formados por tres notas (a veces cuatro) a las que se denomina tríada. Hay dos tipos de tríadas fundamentales en la música occidental, la tríada mayor y la tríada menor y se diferencian entre sí tan sólo en la composición de una de estas notas, que es un semitono diferente.

Para realizar un acorde mayor se usan tres notas, que son la tónica, que dará nombre al acorde, pues es la que le da el tono, su tercera mayor (es decir, la nota que está situado a cuatro semitonos de distancia), y su quinta (la nota que está a siete semitonos de distancia). Los acordes mayores se citan nombrando el nombre de la tónica a secas o seguidos de una eme mayúscula (Ej.: LaM o simplemente La). Si pretendemos realizar un acorde menor se usará la tónica, su tercera menor (es decir, la nota que está a tres semitonos de la tónica) y la quinta. Estos acordes se nombran citando la tónica con una eme minúscula. Así pues si pretendemos hacer un La mayor (La) usaremos la tónica A, la tercera mayor C# (es decir, contamos cuatro semitonos desde La), y la Quinta E (contamos siete semitonos). Si lo que pretendemos es un Lam, usaremos las notas A, C y E pues la tercera menor tiene una distancia de tan sólo tres semitonos en vez de cuatro.

Por su puesto se pueden dar estas notas independientemente del registro en el que estén ubicadas, pues no dejan de ser la misma nota por estar situadas en octavas diferentes. Hay que tener en cuenta que las relaciones armónicas entre notas se dan independientemente de la octava en la que estén situadas con lo que, por ejemplo, un intervalo de cuarta (la nota de la cuerda inmediatamente inferior pisada al mismo traste) es también uno de quinta, siendo pues la tónica la nota de la cuerda inferior, por lo que cuando tengamos un intervalo de cuarta en realidad es uno de quinta con la tónica y la quinta nota situadas de forma invertida. Por este motivo esta forma de componer el acorde, y en general la selección de notas elegidas para formar el acorde deseado, recibe el nombre de inversión. En la guitarra se suelen tocar combinaciones de esas tres notas, inversiones, presentes a lo largo de cada una de las seis cuerdas. En el laud en cambio está más concebido para la melodía, por lo que los acordes no suelen pulsarse sobre todas las cuerdas y hay que seleccionar una combinación de esas tres notas cercana al registro donde estemos ejecutando la pieza. Otras veces se usa tan solo dos notas, la tercera o la quinta, para formar el acorde, de forma que se construye en realidad sería solo media tríada, por lo que a estas formas de armonía, muy utilizadas en el laúd o en el rock, se las denomina simplemente terceras o quintas. En otros casos se incluyen otras notas a la tríada para formar armonías complejas, es ese caso se nombra el acorde igual añadiéndole el intervalo de la nota o notas que has incorporado, El más usual es el acorde mayor con séptima, que se suele utilizar de dos formas diferentes. Una es como acorde dominante, ya se esté tocando por tonos mayores o menores, de esta forma con las tres notas del acorde tónico y las cuatro del dominante tenemos seis notas de la tonalidad, ya que la quinta nota del acorde tónico coincide con la primera del dominante. Esto significa que tan sólo con el acorde tónico y el dominante podemos armonizar un gran número de canciones. La otra forma de utilizar los acordes con séptima es cuando se toca por tonos mayores añadile la séptima a la tónica antes de bajar al acorde subdominante, de este modo se realza el cambio. Esta figura se realiza cuando se está en tonos menores ejecutando brevemente el acorde tónico en su forma mayor, de forma que al pasar al subdominante queda igualmente realzado.

LAS POSTURAS EN EL LAUD Y LA BANDURRIA

En el laúd las posturas se forman usualmente a partir del tercer traste de cada cuerda, pues éstas no varían de afinación y mantienen constante su afinación en cuartas (al quinto traste). En el laúd los acordes se trasladarán usando medias cejillas, pues es un instrumento mucho más duro. En la bandurria los acordes se pondrán solo con dos dedos, pues apenas hay espacio para más.

Tomando como base la tercera nota de la cuarta cuerda (La) obtenemos los acordes mayor, menor y sèptima de La. Incluimos además la posición con sólo dos dedos:

Y la posición completa con cuatro dedos en la que se pueden tocar todas las cuerdas.

Recordando cuales son las notas del tercer traste a lo largo de todas las cuerdas sabemos rápidamente como formar cinco acordes fáciles con la misma postura de dos dedos.

Si tomamos en cuenta las variantes mayor menor y con séptima :

Estos acordes son los más conocidos del laúd, y muchos buenos bandurrieros conocen tan sólo estos acordes más Fa y Do. Sin embargo el laúd ofrece muchas posibilidades a la hora de realizar acordes, ya sea como instrumento de acompañamiento o para utilizarlos como adorno en medio de las melodías. Sabiendo cómo se forma un acorde no hay problema en localizar otros muchos muy útiles.

Si tomamos como base el primer traste encontramos con que sólo podemos realizar acordes mayores con dos dedos, ya que los menores necesitarían más dedos, de ahí que los bandurrieros no se esfuercen en conocer más acordes.

Si utilizamos tres dedos podemos tocar estos acordes usando más cuerdas

Incluso tenemos varias posibilidades de realizar do7

Además se pueden sacar acordes fácilmente para Fa#, tomando como base la cuarta cuerda al aire.

Trasladando las posturas que hemos visto para los acordes cuya nota tónica está en el tercer traste al quinto traste, obtenemos acordes que pueden ser tocados con las cuerdas más agudas utilizando cuatro dedos (abstenerse de usar tantos dedos en la bandurria)

O incluso otra forma de La

De hecho, al conocer cómo se forma un acorde se pueden usar más variantes, tantas como la imaginación ante una necesidad dé de sí. Como ejemplo, los acordes de un blues americano.

INVERSIONES

En general, dado que en el laúd y la bandurria muchas veces sólo podremos tocar acordes utilizando tres cuerdas, podremos pulsar el acorde que queramos en la posición que queramos, para eso sólo tendremos que localizar la nota que queremos que nos de el tono y construir la postura a partir de ella. Tendremos por tanto tres posibles figuras o inversiones dependiendo de si la tónica se encuentra situada en la cuerda superior de las tres que elijamos para el acorde, en la central o la inferior:

Esta norma valdrá tambié para la guitarra, pero teniendo en cuenta el cambio de afinación que se produce entre la segunda y tercera cuerda, afinadas en tercera mayor en vez de en cuartas, lo que implicará el desplazamiento del dedo correspondiente en la ejecución del acorde.

Inversiones que toman la cuerda superior como tónica (la tercera en la central y la quinta en la cuerda inferior (la séptima sustituye a la quinta):

Esto quiere decir que poniendo estas posturas en cualquier lugar del diapasón estaremos realizando un acorde cuyo valor será el de la nota que pisemos en la cuerda superior.

Inversiones que toman la cuerda central como tónica, por tanto en la superior la quinta y la tercera en la inferior (la séptima sustituye a la tónica):

Esto quiere decir que poniendo estas posturas en cualquier lugar del diapasón estaremos realizando un acorde cuyo valor será el de la nota que pisemos en la cuerda central.

Y por último inversiones que toman la cuerda inferior como tónica, en la central sitúan la quinta y en la cuerda superior la tercera.


Seguir la vida del sitio RSS 2.0 | SPIP | esqueleto lubrin | visitas: 925399